miércoles, 3 de diciembre de 2008

Tradiciones, Costumbres o Creencias, que se adoptan en torno al cuidado del bebe en la Ciudad de Bogotá

La selección que realizamos fue impulsada por el deseo de reconocer el valor de la tradición oral, centrándonos específicamente en los cuidados de los bebes, que son transmitidos de generación en generación especialmente por figuras maternas.

Creemos que estas prácticas al tener un gran recorrido histórico merecen un lugar importante en nuestra memoria, ya que no podemos olvidarnos de nuestras formas tradicionales de crianza. Una razón por la que elegimos proponer este tema como patrimonio inmaterial o como una entidad importante para resaltar, es debido a la cercanía que tenemos o tuvimos con los cuidados tradicionales para los bebes.

Queremos a la vez resaltar una práctica que tienen lugar en Bogotá, ya que esta es la ciudad que hemos venido trabajando en el estudio del Patrimonio Material e Inmaterial.

En la comunidad médica suele haber un considerable desacuerdo frente a estas prácticas ya que estas no cuentan con una aprobación científica que argumente sus procedimientos sin embargo, esta es una posición que confrontaremos con las creencias populares que en su mayoría dan testimonio de la veracidad de las mismas.

La tradición oral ha sido desde siempre un elemento de comunicación fundamental para generar lazos entre la comunidad y transmitir conocimientos basados en experiencias vivenciales que difícilmente tienen algún tipo de documentación que argumente su proceso tanto de formación, evolución y difusión.

A continuación encontraremos algunas de las costumbres más conocidas que se han divulgado por tradición oral:

Botón
El ombligo de los bebes es una de las áreas que más se debe cuidar, por tal motivo encontramos que para su cuidado se le debe poner un botón en el obliglo para que este no se salga

Faja
Se faja la barriguita del bebe para que no se hernie cuando haga fuerza para llorar.

Baño con leche o vino de manzana
Este procedimiento se usa para que los niños en la noche puedan dormir tranquilos

Hipo
Se dice que cuando al bebe le da hipo, se le debe poner un pedacito de periódico en la frente.

Cólicos
Se le da al bebe agua de anís en infusión a temperatura medio.

Diarrea por infección
Agua de canela

Congestión nasal
Se elabora un tipo de suero con Agua tibia, azúcar y sal, luego se le ponen unas góticas en la nariz y estas ayudan a que se limpien las fosas nasales.

Gripa
Se cuela cebolla cabezona y miel, luego se deja al sereno por un día y queda listo para consumir.

Fiebre
Debajo de las axilas se pone una rodaja de limón

Golpes
Cuando el bebe se golpea, se le debe poner una rodaja de papa en el lugar afectado haciendo presión, esto evitara moretones.
CREENCIAS POPULARES VRS RAZONES CIENTIFICAS

CREENCIA POPULAR

Colocar un botón en el ombligo y fajarlo para que no se salga.

Colocar canela molida en ombligo tan pronto se cae.

Darle de comer al recién nacido tinta de fríjol.

Las mujeres que tienen el periodo menstrual no pueden alzar al bebe, para evitar que el niño se ponga pujón.

La madre debe tomar hierbas como manzanilla y yerbabuena para curar el frio.


RAZON CIENTIFICA

El uso del botón en el ombligo produce lo contrario, debido a que amplía el anillo umbilical, favoreciendo la aparición de hernias y posible infección.

La aplicación o utilización tópica de la canela puede favorecer la presencia de infección.

Al recién nacido se le debe dar exclusivamente lactancia materna, si se inicia alimentación complementaria antes de los seis meses hay alto riesgo de infecciones, alergias y alteraciones en el sistema gastrointestinal.

El pujo en los niños se puede presentar por estreñimiento. No existe una relación científica entre el pujo y el periodo menstrual.

Se debe brindar una alimentación adecuada, ya que los requerimientos nutricionales en el postparto son mayores, debido a la lactancia materna.


Como podemos observar las apreciaciones medicas tiene fundamentos sobre algunos casos, no obstante, eso no es impedimento para que se sigan practicando.

Las siguientes son entrevistas a mujeres que han puesto en práctica algunos de los saberes populares que han recibido por tradición oral.

Preguntas generales
  1. ¿Qué prácticas tradicionales para curar o prevenir alguna dificultad, realizo con sus hijos cuando eran bebes?
  2. ¿Aparte de estas que otras conoce o ha escuchado?
  3. ¿Cree que estos conocimientos tienen fundamentos validos y que realmente funcionen?
  4. ¿Podría considerar estas prácticas como Patrimonio Cultural Inmaterial? ¿Por qué?

    Respuestas:

Encuesta I
  1. A mí me dijeron que se le colocaba un botón para que no se le saliera el ombligo. Yo la hice para mi hija mayor.
    Consiste en colocar un botón grande para evitar que el ombligo quede salido, y no se deja por unos 20 días o un mes, se quita cuando se va asear el bebe.

    Cuando están acostipados del pecho se colocan flores de manzanilla en un papel previamente agujerado con enjundia, se deja en la noche y en el día se retira para sacar toda clase de frios.
  2. Cuando hay soltura se tuestan granos de arroz con astillas de canela y agua, se cuela y se les da de tomar.
    El fajero es para que los niños no se hernien, pero eso ya no se utiliza casi, o no sé..
  3. Si
  4. Si, por que hace parte de la cultura del pueblo colombiano y son efectivas por que se ha comprobado su veracidad a lo largo de la historia.

Encuesta II

  1. Yo no tuve muy en cuenta este tipo de prácticas, pero sí recuerdo que le puse el botón en el ombligo a mi hijo para que este no se saliera y la verdad es que me dio resultado. Aunque los doctores no creen mucho en estas tradiciones yo si digo que de alguna forma funcionan.
  2. He escuchado del fajero que es para que no les dé pujo, de la azabache para que no le hagan mal de ojo a los niños y de una curación que se les debe hacer para el estomago con el caldo de los frijoles.
  3. Creo que si tiene fundamentos y aunque yo no los practique mucho considero que son valiosos a la hora de criar con buena salud a los niños.
  4. Si pueden ser un patrimonio porque es el legado que nos queda de nuestras mamas y abuelas.


Prácticas no muy comunes que se dan a manera de historias, que fueron corroboradas por personas diferentes:

  • La primera historia data de un bebe que le quedo el obligo salido, por este motivo una vecina dio a conocer esta práctica:
    En luna menguante se dibuja la silueta del pie del bebe en la corteza de un árbol, luego esta se quita con cuidado y se pone al sol hasta que se seque.
    Para sorpresa de todos, el ombligo adquirió su forma normal.
  • Otra de las historias relatadas cuanta que a raíz de un “mal de ojo” en una niña, trajo como consecuencia la caída del cabello hasta el punto de perderlo por completo. Al ver esta situación una persona allegada a la familia les sugirió aplicarle el suero de la sangre de la vaca en la cabeza de la niña por varios días, después de un mes el cabello de la niña empezó a crecer saludablemente.
  • “Seco de muerto”, esta creencia se da cuando una persona alza a un bebe después de asistir a un entierro, esto produce que el crecimiento del bebe se estanque, una de las posibles soluciones que se presentan es bañar al bebe con una mezcla de tuste de res, leche y vino.

Este tema es abordado como el principio de una posible investigación en este campo, ya que las costumbres, tradiciones o creencias sobre el cuidado de los bebes aquí expuestas, no son ni la decima parte de lo que podríamos obtener en una profundización de la tradición oral.


Podemos concluir que la veracidad de estas prácticas está ligada a las condiciones específicas de cada caso, ya que sus resultados son inciertos. También vemos que la tradición oral es la que facilita este conocimiento que de alguna manera a todos nos ha tocado y que a pesar de la evolución tecnológica este sigue siendo un elemento de gran credibilidad entre las personas.

Bibliografía


Zahn, Laura Claire, España, Devuelta en casa con el recién nacido, los cuidados básicos del bebe durante las seis primeras semanas.


Bejarano NL. Et ál. PRÁCTICAS de cuidado que las madres adolescentes realizan con sus hijos recién nacidos durante la etapa del puerperio. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá;2002


Noguera Ortiz Norma Yaneth, Rodríguez Rodríguez María Raquel, APRENDIENDO A CUIDAR AL RECIEN NACIDO: UN CUIDADO CONGRUENTE CON LA CULTURA.

publicado por: Luisa Fernanda Polanco
Claudia Carolina Melo E.